Elegir bien tus zapatos, no es solo cuestión de estilo, ¡se trata también de conocer bien la talla!





2
Imprímelo sobre un folio formato A4
3
Sigue las instrucciones que aparecen detalladas...
¡Y YA ESTÁ, al fin conoces tu verdadera talla!